Edición 2009


Imagen de Cartel 2009
Cartel 2009
Imagen de West Side Story. Foto: Andrés de Gabriel
West Side Story. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Flamenco Hoy. Foto: Andrés de Gabriel
Flamenco Hoy. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Seal. Foto: Andrés de Gabriel
Seal. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Jeff Beck. Foto: Ilpo Musto
Jeff Beck. Foto: Ilpo Musto
Imagen de Yossou N'Dour
Yossou N'Dour
Imagen de Orquesta West-Eastern Divan. Dirección: Daniel Barenboim. Foto: Sofí­a Menéndez
Orquesta West-Eastern Divan. Dirección: Daniel Barenboim. Foto: Sofí­a Menéndez
Imagen de Roberto Benigni. Foto: Andrés de Gabriel
Roberto Benigni. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Tequila
Tequila
Imagen de Antología de Chapí
Antología de Chapí
Imagen de Diavolo Dance Theatre. Foto: Andrés de Gabriel
Diavolo Dance Theatre. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Kool & The Gang. Foto: Andrés de Gabriel
Kool & The Gang. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Gilberto Gil. Foto: Andrés de Gabriel
Gilberto Gil. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de La Corte del Faraón. Foto: Andrés de Gabriel
La Corte del Faraón. Foto: Andrés de Gabriel
Imagen de Cigala & Tomatito. Foto: Paco Manzano
Cigala & Tomatito. Foto: Paco Manzano
Imagen de Carmen Linares. Foto: Daniel Muñoz
Carmen Linares. Foto: Daniel Muñoz

Descargar programa 2009

Del 25 de junio al 23 de agosto la ciudad se convirtió en el centro de atención artística con una nueva edición de los Veranos de la Villa, que presentó su nuevo escenario: el Espacio Puerta del Ángel.

La gran cita estival de la cultura en Madrid, punto de encuentro de grandes artistas nacionales y extranjeros, permitió que la noche en la ciudad fuera todo un espectáculo. Como todos los años, hubo música, danza, teatro y un sinfín de propuestas a cielo descubierto dentro de la programación de los Veranos de la Villa, que este año llegaron con una gran novedad: la creación del Espacio Puerta del Ángel, en la Casa de Campo, como escenario principal. Un enclave único, al aire libre, con una gran calidad ambiental, rodeado de vegetación y con una de las mejores vistas panorámicas que se pueden obtener: la de la cornisa del Palacio Real sobre el Campo del Moro.

Para inaugurar el Espacio Puerta del Ángel, un musical con historia: West Side Story, versión fiel al original de Broadway a cargo de la compañía BB Promotion GmbH, que, en su 50 aniversario, recaló por primera vez en España. Un amor imposible al estilo de Romeo y Julieta pero en clave urbana, que estuvo en cartel hasta el 5 de julio. Fue entonces cuando las grandes estrellas comenzaron a brillar con luz propia. Por esas mismas tablas desfilaron durante el mes de julio ilustres de la talla del guitarrista, cantante y compositor George Benson, Kool & The Gang y su eterno funkDulce Pontes, Juan Perro, Cesária Évora, Gilberto Gil, John Fogerty, James Taylor, Burt Bacharach y tres grandes voces de ayer y de hoy: Lou Reed, que actuó junto a Laurie Anderson, Jerry Lee Lewis, el incombustible rey del boggie-woogie salvaje, y toda una diva, Anastacia. El flamenco llegó de la mano de ese dúo racial formado por Cigala y Tomatito, y la delicadeza en estado puro, en cada nota del mágico soul de Seal (27 de julio).

Entre el 18 y el 23 de agosto, el Espacio Puerta del Ángel recibió con sus mejores galas una propuesta muy especial: Hoy Flamenco, con la que el maestro Carlos Saura intentaba adentrarse lo más lejos posible en este arte. Se escucharon nanas, sevillanas, tangos de Triana, peteneras... Flamenco en estado puro, como el que volvió a resonar en el incomparable marco de los Jardines de Sabatini, por el que se sucedieron primeras figuras del cante y baile, como Farruco y Antonio Rey(12 de agosto), Carmen Linares y Guillermo Cano (16 de agosto) o Sara Baras (del 17 al 19 de agosto), que se convirtió en Juana la loca. Los jardines se abrieron también este año a otro gran artista, el actor italiano Roberto Benigni (hasta el 2 de julio), siempre divertido y sorprendente, que presentó en Madrid su Tutto Dante, un one man show inspirado en la Divina Comedia.

Flamenco, humor... y también zarzuela. En los Jardines de Sabatini también hubo tiempo para rendir homenaje al compositor Ruperto Chapí, del que se cumplía el centenario de su fallecimiento, con la representación de una cuidada Antología, alternando títulos populares con grandes éxitos olvidados. En el mismo escenario,La corte de faraón hizo las delicias de todos.

La danza también fue una de las grandes protagonistas de los Veranos de la Villa, que recibió este año al Ballet de la Ópera de Munich, el American Ballet Theatre II y el Diavolo Dance Theatre en el Escenario Puerta del Ángel, y a Mikhail Baryshnikov, con Tres solos y un dúo, y a la Compañía Nacional de Danza que dirige Nacho Duato en las Naves del Español, en Matadero Madrid. Aquí el público también pudo disfrutar de la particular versión del grupo Animalario sobre el Tito Andrónico de William Shakespeare. Un último recuerdo: el que nos dejó el baile del Egypt Folk Ensamble junto al Templo de Debod.